Recuerda siempre utilizar lentes para proteger tus ojos de los insectos, piedras, ramas, etc. así cómo del sol.